Para todos los públicos

Posted in Sin Calificar with tags , , on noviembre 26, 2013 by chemisanchez

Jó, la que se ha liado con Extremoduro… Por si no pillas cobertura en la Batcueva te lo resumo brevemente, Bruce Wayne:

Extremoduro graba un nuevo disco titulado ‘Para todos los públicos’, un menda que andaba por el estudio fumándose un cigarro va a pillar una birra al frigo y se encuentra las grabaciones en la encimera (eso se guarda con más cuidado, oiga) y las cuelga en la red. No es la primera vez que se filtra un nuevo disco en internet, pero la diferencia en este caso es que el mozo de almacén no lo hizo con afán de compartirlo con el mundo al modo romántico, sino que lo hizo a cambio de pasta, que por lo visto no llegaba a fin de mes.

Salta la noticia y los medios se hacen eco, detienen al menda en cuestión (primera detención en España por algo así) y hasta mi abuela se ha enterado de que Extremo saca disco, se adelanta la publicación oficial y se pone número 1 en ventas en España. Bien! Pero Iniesta y los suyos parecen enfadados y difunden un ya famoso comunicado de prensa en el que se habla de denunciar a to quisqui y que se resume en la también ya recurrente frase ‘IROS TODOS A TOMAR POR CULO’. Yo lo que no entiendo es para qué quieren los Extremo promocionar un disco en directo de 1997.

Recuerdo con una sonrisa la rueda de prensa de presentación de aquel disco en la que se preguntaba a Roberto Iniesta por la construcción correcta de esa frase, siendo según la Real Academia lo correcto ‘Idos todos a tomar por culo’, en imperativo. Pero el Robe (presunto erudito lingüístico) lo justificaba argumentando que ‘Si pongo idos parece que estoy diciendo que estáis idos, locos’. Que pongo lo que me sale de los mismísimos, vamos. Haber puesto ‘Veros tós a tomal pol culo’ y fuera. En fin…

El caso es que una vez más, aparte de la publicidad gratuita en este asunto, salta a la palestra el debate de la piratería. Los que se bajan música son delincuentes, los autores unos pobrecitos y las discográficas unas aprovechadas. Vuelta la burra al trigo. Visitemos los diferentes puntos de vista.

Los autores:

Soy un autor y se me da bien componer música. Viajo por el mundo conociendo a gente y viviendo experiencias o me quedo en casa reflexionando, pero de ese proceso salen unas ideas, así que cojo mi guitarra y pongo música a unas letras o viceversa. Las ensayo con la banda un mes, no me cuadran, cambiamos cosas, eliminamos otras, empezamos de nuevo… Pongamos que pase un año desde que empiezo hasta que tengo las canciones listas… Habrá que grabarlas, pero ó tengo un estudio en casa (al lado de mi cámara acorazada a lo Tío Gilito) o alquilo uno. Como tengo cuartos lo hago por el tiempo que haga falta (pastón), pero si soy pobre y sólo pude comprar un Simca 1000, alquilo el estudio los días a los que me llegue el presupuesto y en ese tiempo hay que grabarlo todo sí o sí. Con la pasta que sobre a hacer copias para la venta, currarme portada y libreto, a repartir por las tiendas y a hacerme millonario.

Dos años currando. Viene un pavo y me roba el disco y todo -ahora sí- a tomar por culo. Bueno, adelantamos el lanzamiento y quitando a los que se lo bajan (intercambian legalmente vía p2p) habrá alguien que lo compre. Espero que saque dinero para pagar al servicio de mi mansión (alquiler), la gasofa del avión privado (furgoneta), mis vicios, cuerdas para la guitarra, comida y demás durante los años que tarde en sacar otro disco. Eso sin contar lo que hay que guardar para cuando me abandonen las musas.

La discográfica.

Tengo un negocio con el que me comprometo a encargarme de la difusión de la obra un artista. Le pago un fijo y me ocupo de: buscarle un estudio decente, diseños de portada y libreto, promoción y distribución por todo el mundo, que sea bueno y que no se meta en líos (que estos yeyés son así), organizarle la gira, etc… Mi pasta viene de la venta de discos así que para tener beneficios para pagar a mis empleados, mantener mis oficinas, hacer todo lo que he dicho antes y comprarme otro Mercedes tengo que poner el CD a X leuros.

El usuario.

Bueno… El usuario depende. Están los que se bajan todo (intercambian legalmente archivos p2p) por regla sí, pero luego están los que tienen un presupuesto para gastar al mes y lo así lo hacen. Estos no suelen ni pensárselo cuando por fin sale el disco/DVD que están esperando, pues son fetichistas musicales. Tengo el inmenso placer de conocer en persona a un par de esos a los que les regalan estas cosas por sus oficios, pero eso no es obstáculo para que una vez a la semana se pasen a bichear las estanterías de la sección del Corte Inglés que todos conocemos.

¿Qué los soportes son caros? Puede. Pagar 20 pavos por un disco sí que me parece un poco caro cuando en UK pillas cualquier novedad o joya añeja por menos de 10 libras, pero recuerdo perfectamente pagar 2.695 pelas en el año 1.993 por el And Justice For All de Metallica. Y no me quejaba. Pero si hoy en día te pasas por El Corte o la FNAC puedes encontrar decenas de discografías reeditadas y remasterizadas a 5 ó 6 pavos la pieza, es decir: regalados. ¿Piratear discos? Pues qué le voy a decir yo a usted que no sepa… De toda la vida el que se compraba el disco compraba también cintas TDK para rularlo a los colegas. O se las comprabas tú. Y a cambio recibías alimento para el walkman y unas ilustraciones que rozaban el arte. Porque ya que te ponías a grabar te lo currabas, oye: cuadrar los minutos de cada cara, los títulos de las canciones, aprender a dibujar más o menos bien las letras de AC/DC. Y si lo que había que grabar era de VHS a VHS ya ni te cuento. Pero con el tema de internet todo se ha desmadrado un poco, sí.

Conclusión: la música es un negocio, como todo en esta vida. Pero mientras en otros países entienden la música simplemente como una relación básica de comunicación emisor-receptor: yo hago música y tú la escuchas, compras el disco a un precio razonable y santaspascuas; en España últimamente entendemos este mundo como:

  1. Músico avaricioso compone para hacerse rico y viajar en limusina.
  2. Discográfica vende CDs a precio de tinta de impresora.
  3. SGAE quita caramelos a los bebés y mata cachorros de unicornio.
  4. Usuario roba música desde internet porque es más fácil hacerlo desde casa que entrando con una recortada en la FNAC.
  5. Autor llora porque no le llega el dinero para comer.

(Para los susceptibles: esto es una exageración)

Yo creo que se puede. Se puede disfrutar de la música y que cada uno perciba su merecida parte, porque en un mundo capitalista es necesario. Un arquitecto cobra sus diseños, un fotógrafo sus fotos, un escritor sus libros y un pintor sus cuadros. Así que la cultura sí que se vende. Y por mi parte creo que es una de las pocas cosas por las que da gusto pagar. Mucha gente se está quedando sin curro en muchos sectores, pero el de la música lleva en crisis bastantes más años que el del ladrillo. Yo no digo nada. Sólo que si te gusta la música te des un garbeo por una tienda de discos. Comprarás algo o no, pero ver todas esas portadas y encontrar entre todos ese disco que te apetece sigue siendo uno de los mayores placeres que existe en esta vida.

Salud. 

‘Iros todos a tomar por donde amargan los pepinos’ mejor, Robe.

Anuncios

Casi Famosas

Posted in Mitos del Rock with tags , , , , , , , on noviembre 15, 2013 by chemisanchez

Advertencia: el tema de hoy puede herir mentalidades sensibles, pero pese a ser un tabú merece ser tratado. Hablo como ser humano varón y afirmo que esto me provoca únicamente curiosidad y ningún deseo carnal. Yo de joven no me comía un rosco, así que vi en el RNR la oportunidad de ser deseado por las mujeres. MAL. Ser bajista de una potente banda no atrajo hacia mi persona a la horda de groupies que yo esperaba. Es como el chiste:

– Jó, macho! Me dijeron que con un perro se ligaba sin problema y me hice con uno, pero nada.

– Pero tío! Es que aparte del perro tienes que ser guapo y simpático.

– Y siendo guapo y simpático… ¿Para qué narices quiero un perro?

– Qué puta es la vida, ¿eh?

En esas conversaciones de sábado noche o de local de ensayo que tanto nos gustan, a veces salen a colación esas mujeres cuyo objetivo era tirarse (tema zafio, palabras zafias) a un rockero. O a varios. O a cuantos más mejor. Y ya que veo que la historia de los topten os mola, hagamos un repaso a las groupies más importantes de la historia. ¿Vulgar? Puede. Pero pensándolo en frío se trata de un tema fundamental en la cultura rockera junto con las drogas y la propia música (el sexo). Estas chicas fueron las musas de muchos de nuestros ídolos; inspirándoles en sus canciones y en sus trayectorias, adorando sus incomprensibles personalidades, dando calor a sus frías existencias personales…

Esta lista tiene en cuenta tanto en la belleza de la susodicha como la importancia de sus conquistas, así como la época en la que le tocó vivir. Del 10 al 1.

10. Tawny Kitaen

Groupie de: Robbin Crosby (Ratt), David Coverdale (Whitesnake), John Taylor (Duran Duran), Tommy Lee (Mötley Crüe)

Tawny salía con Crosby desde el instituto, y no es que tenga un gran número de muescas rockeras en su lecho, pero siempre será recordada por los vídeos musicales en los que apareció. Ser la presencia femenina en un par de clips de Ratt y cinco de Whitesnake la convirtió en uno de los objetos de deseo más codiciados en los 80s. También salió en unas cuantas películas y seguro que la recuerdas como la prometida de Tom Hanks en Despedida de Soltero.

9. Cynthia Albritton (AKA Cynthia Plaster Caster)

Groupie de: Jimi Hendrix, Noel Redding (Jimi Hendrix Experience), Eric Burdon (Animals), Dennis Thompson y Wayne Kramer (MC5), Zal Yanovsky (Lovin’ Spoonful), Jello Biafra (Dead Kennedys), Pete Shelley (Buzzcocks), Richard Lloyd (Television)…

Plaster Caster con uno de sus trofeos.

Plaster Caster con uno de sus trofeos.

La conoces de sobra porque es la que hacía moldes con las herramientas de sus víctimas. Es seguro que Cynthia durmió con ellos, pero al igual que entonces, muchos hoy en día siguen poniendo en duda que hubiera algo más que escultura. Gene Simmons le dedicó el tema Plaster Caster (Love Gun, 1977): “The plaster’s gettin’ harder and my love is perfection / a token of my love for her collection”.

8. Chris O’Dell

Groupie de: Ringo Starr (The Beatles), Mick Jagger (The Rolling Stones), Bob Dylan…

Con Keef

Con Keef

No es que fuera la típica groupie al uso. Además, no era ella propiamente quien perseguía a las estrellas sino que las estrellas acudían a ella, pues con 20 años era trabajadora del sello Apple. Aunque se pirraba por los huesos de Paul y George (quien le dedicó el tema Miss O’Dell), sólo Ringo pasó por su lecho. Cuando Dylan y Sara se separaron, Bob se consoló con Chris.

7. Pamela Anderson

Groupie de: Vince Neil (Mötley Crüe), Bret Michaels (Poison), Tommy Lee (Mötley Crüe), Kid Rock, Fred Durst (Limp Bizkit), Mark McGrath (Sugar Ray)

Otra que a pesar de no ser una groupie 100% ha de ser incluida en esta lista por su relevancia como personaje y por sendos matrimonios fallidos con Tommy Lee y Kid Rock. Empiezo a pensar que hacérselo con los Motley Crue tampoco era tan difícil.

Pam&Tommy

6. Bobbie Brown

Groupie de: Matthew Nelson (Nelson), Jani Lane (Warrant), Mark McGrath (Sugar Ray), Jay Gordon (Orgy), Stevie Rachelle (Tuff) and Tommy Lee (Mötley Crüe).

Actriz al igual que Tawny Kitaen, tampoco estuvo con tantos rockeros como las del resto de la lista, pero ser la cereza en este memorable vídeo de los Warrant creo que le basta para estar en este top. Tras la grabación del clip, Bobbie dejó a Nelson y se fue con Jani Lane.

5. Lori Maddox (AKA Lori Mattix)

Groupie de: Jimmy Page y John Bonham (Led Zeppelin), Mick Jagger, Dave Hill (Slade), Keith Moon, Iggy Pop, Sylvain Sylvain (NY Dolls), Jeff Beck, Mick Ralphs (Mott the Hoople y Bad Company).

Lori perdió la virginidad a los 13 años en un trío con David y Angela Bowie. Su gran belleza pura y su amistad con una reina de la noche como Sable Starr la colocaron en el grupo de groupies más selecto de la Costa Oeste americana, y pronto Jimmy Page la echó el ojo. Jimmy estaba entonces con Pamela des Barres y Lori temía las represalias de la groupie por excelencia, pero a pesar de ser prácticamente raptada al principio para ser llevada ante Page, luego pasó a ser su chica oficial en L.A. y no le faltó protección ante otras groupies. Y pese al carácter de estupro del asunto la relación era normal.

 

Lori (a la derecha) con los Zep en el Rainbow

Lori (a la derecha) con los Zep en el Rainbow

Page la plantó a los 16 años por Bebe Buell, edad a la que una niña no se recupera ni de coña. El resto de relaciones nunca igualó la primera, y en los 80s Lori se retiró de la escena para vivir una vida ‘normal’.

4. Connie Hamzy (AKA Sweet Connie)

Groupie de: Huey Lewis (Huey Lewis and the News), Alex Van Halen, Eddie Van Halen, David Lee Roth y Sammy Hagar (Van Halen), Willie Nelson, Waylon Jennings, The Allman Brothers, Gene Simmons y Paul Stanley (Kiss), Neil Diamond, Mick Fleetwood, John McVie y Lindsay Buckingham (Fleetwood Mac), todos los ZZ Top, todos los Chicago, Geddy Lee (Rush), Buddy Rich, Don Henley (Eagles)…

Sweet Connie

Sweet Connie

Cuando una banda pasaba por Little Rock (Arkansas) ahí estaba Connie para darles cobijo. Los Grand Funk Railroad dejaron constancia de su existencia en We’re an American Band: “Sweet, sweet Connie, doin’ her act / She had the whole show and that’s a natural fact”.

3. Devon Wilson

Groupie de: Jimi Hendrix, Mick Jagger, Brian Jones, Eric Clapton, Jim Morrison (The Doors), Duane Allman (The Allman Brothers).

Devon Wilson

Devon Wilson

Siempre asociada a Hendrix (le dedicó Dolly Dagger y Freedom), ser la supergroupie negra es lo que la hace merecedora de estar en el podio. Meses después de la muerte de Hendrix se precipitó al vacío en el Chelsea Hotel.

2. Pamela des Barres (AKA Miss Pamela)

Groupie de: Jim Morrison, Mick Jagger, Jimmy Page, Keith Moon, Nick St. Nicholas (Steppenwolf), Noel Redding (Jimi Hendrix Experience), Chris Hillman (The Byrds), Gram Parsons (The Byrds), Waylon Jennings, Terence Trent D’arby, Dave Navarro…

Pamela y el 'burlador' Jimmy Page

Pamela y el ‘burlador’ Jimmy Page

La groupie por excelencia en los años 60. Hablar de ella requeriría una entrada aparte, o quizás un libro entero como su biografía ‘I’m With The Band’, la obra definitiva en lo que a groupies se refiere. O quizás una película como Casi Famosos (el personaje de Kate Hudson se basa en ella).

1. Bebe Buell

Groupie de: David Cassidy, Mick Jagger (The Rolling Stones), Iggy Pop, Todd Rundgren, David Bowie, Jimmy Page (Led Zeppelin), Rod Stewart, Steven Tyler (Aerosmith), Elvis Costello, John Taylor (Duran Duran), Stiv Bators (Dead Boys)…

Si Pamela era una chica normal y corriente que se abrió paso por sus propios medios, Bebe era una Playmate con modales de aristócrata. Siempre parecía estar por encima de las demás groupies, y de hecho ella nunca aceptó ese adjetivo: ‘Sólo me acuesto con amigos rockeros’.

Bebe Buell y Steven Tyler: los padres de la criatura.

Bebe Buell y Steven Tyler: los padres de la criatura.

La madre de Liv Tyler no necesita más argumentos para encaramarse a este número 1.

Sé que faltan muchos nombres de groupies, y también otras mujeres protagonistas de historias truculentas de rock. Gente como Patty Boyd ó Courtney Love podrían perfectamente haber aparecido. Pero va a ser que no.

Salud!

Miley Cyrus the Virus

Posted in Sin categoría on noviembre 11, 2013 by chemisanchez

Miley Cyrus ¿provocando?

Miley Cyrus se fuma un porro en la gala de los MTV EMA. Luciendo depilado púbico y bolso de Chanel, eso sí. ¡Qué mona ella! ¡Qué cool! ¡Qué trendy! ¿No se restregó esta vez contra el falo de Robin Thicke? ¿Quién besó a lo que queda de Britney? ¿Un tío? ¿Una tía? ¿Fue Eminem, quizás..? No creo ir muy desencaminado al pensar que tú sufres la misma sensación de desorientación que yo al hablar de estos temas. Hace algún tiempo ya escribimos acerca de lo que era la MTV hace unos años, cuando todo eran vídeos musicales y en la parrilla mandaban el rock y sus variaciones, y en lo que se ha convertido ahora: una mierda, hablando en plata.

La MTV era poderosa entonces, pero hoy ese poder se ha transformado en tiranía y, al igual que en otros muchos aspectos de esta sociedad global, me temo que son cuatro directivos los que controlan nuestros gustos y se reparten nuestro dinero. Ya ves por dónde van a ir los tiros hoy, ¿verdad? Bien. Vamos a analizar cómo está el patio musical a finales de 2013 según la MTV, que parece un buen baremo. Ponte las katiuskas que nos vamos a meter en el barro.

Me gustaría antes que nada romper una lanza a favor de Robin Thicke. Hace justo 10 años me conquistó con su When I Get You Alone (si te gusta bailar, te gusta bailar, oye) con su pinta de JC y su pedazo de voz cuando aún no se habían inventado los Black Eyed Peas.

Me gusta el punto de ver a un blanco haciendo R&B de la misma manera que ver a los Livin’ Color haciendo rock progresivo. Thicke es un señor músico que ha compuesto y producido grandes temas de R&B y que ahora ha encontrado el merecido éxito mundial con una canción llamada Blurred Lines (veo semejanza pero no plagio con Got to Give It Up de Marvin Gaye). Un vídeo llamativo, una buena promoción y un par de featurings y tienes un número 1. De cualquier forma, me alegro.

Por si aún no te has centrado, es que resulta que ayer la MTV celebraba sus premios musicales resultantes de los votos emitidos por millones de europeas y europeos. Entre los ganadores gente como Katy Perry, Eminem, Miley Cyrus, Justin Bieber, Juan Direction, Beyoncé… El premio al artista español se lo llevaron unos chavales llamados AURYN (suspiro). Reflexiones.

1. El rock está muerto.

Para esta gente desde luego que sí. Que Green Day gane el premio correspondiente a la mejor banda de rock es una mera anécdota, porque lo que mola es eso: chavalas en cueros, tipos duros luciendo abdominales con cadenas y gorra y guaperas imberbes. Y ya está. Todo se reduce a eso salvo que aparezca alguien como Adele y se cargue todo el bussiness sin discusión y con argumentos de verdad. La revolución está en los garajes y delante de una barra. Sólo hay que esperar a que explote de una vez.

2. El escándalo como propaganda empieza a oler.

Sobre todo en el caso de Miley Cyrus, donde se aprecia sin problema que todo está más que planificado para que la niña salga adelante como estrella adulta a cuenta de su alma. Lo de provocar es cosa de Madonna y punto. Ya desde el primer show de estos.

Cuando a Billy Ray (su padre, dicen) se le vaya el tema de las manos estaremos hablando de otro juguete roto y otro caso de auge y caída, pero en los tiempos que corren hay que entrar en este juego o tener mucho talento (a veces ambas cosas).

¿Dónde está Lady Gaga, por cierto? Supongo que jodida. No porque no ganase ningún premio sino porque me temo que se le ha acabado el chollo. El tema de los estilismos imposibles y los excesos del gagaísmo parece que ya no gusta más a la MTV, que ha retirado el trato de favor a la Germanotta porque ya está mayor (27 años: tiene que morir), y en su detrimento ha apostado descaradamente por la evolución de Hanna Montana sin darse cuenta de que donde no hay mata no hay patata.

3. ¿Qué más dará la música?

¿Por qué no quitarán de una vez la M de la marca MTV? Madre a los 16 años, Jersey Shore y sus clones, Ya no estoy gordo, Mi fiesta de 16 años… ¿Dónde está la música?

4. La belleza es efímera.

Es triste, pero hoy en día el culto al físico es enfermizo en este mundillo. Si antes hablábamos de Adele seguro que sabes de sobra que se ha retirado temporalmente del mundo de la música, y me apuesto el cuello a que ha sido porque le ha tocado bastante las narices el mamoneo que se ha encontrado. Beyoncé, Rihanna, Katy Perry, Bieber y  cualquiera que pretenda estar ahí podrá cantar mejor o peor, pero si va con poquita ropa, enseña algo de cacha y saca un poquito la lengua llegará más lejos en este negocio ¿Qué será de ellas en 10 años? Aretha, Ella, Janis, cualquiera… ¡Decid algo!

5. ¿Quiénes son éstos?

No conozco a casi nadie. O me estoy haciendo viejo o es que esto está más que muerto antes de empezar. ¿Dónde acabarán los tales Auryn o Juan Direction? Millones y millones de discos vendidos, sí. Pero nada auténtico. Como en su día lo fue esto.

Para llegar a una conclusión, que me estoy liando de mala manera. Inténtalo, Miley. Pero a mí no me pillas. Y si yo que soy torpe de narices te he pillado, lo hará todo el mundo. Todo está inventado y gracias a internet lo podemos comprobar. En 20 años la MTV ha caído por un precipicio y parece que muchos no se dan ni cuenta, pero eso sí: seguro que pasta no les falta. Para terminar, comprueben el cartel del mismo show en 1992 (y de paso imaginemos sólo por diversión este show en 1972).

Epílogo y comentario al vídeo de Nirvana: empiezan con Rape Me porque se negaron a cantar Smell… y los directivos no querían canciones nuevas. Hicieron el amago y luego tocaron la que al final habían acordado: Lithium.

Ese año había pique gordo entre Nirvana y GNR: cruces de insultos, lapo de Kurt en el piano de Axl, ¡vaya no! El lapo está en el piano de Elton. Grohl busca a Axl por el micro mientras Krist se desangra por hacer el bobo…

Estos chiquillos…

Salud.

Lou Reed (1942-2013)

Posted in Mitos del Rock, Pioneros with tags , on octubre 29, 2013 by chemisanchez

Pues a mí Lou Reed me caía mal, oye. Resulta que ahora va el tío, se muere y todo el mundo coincide en que se va uno de los músicos más influyentes en la historia del siglo XX. Un musicazo, un poeta urbano, un referente… un gilipollas. Dios nos libre de la hora de las alabanzas, que decimos en mi familia, pero quizás transformar esa gilipollez en genialidad es lo que le hizo así de grande.

Yo tuve la ‘suerte’ de verlo en directo en el Monte do Gozo en el año ¿2004? y sin duda aquel fue uno de los conciertos más coñazo a los que he asistido en mi vida. Menos mal que era un festival de varios días y aparte de él vinieron Muse, The Darkness, The Cure, Massive Attack, Bob Dylan, Iggy… Lou no estaba inicialmente en el cartel, pero David Bowie se puso malo y fue Lou quien le sustituyó. El plantel de artistas ya ves que era más que decente ¿no? Pues en tres días de conciertos el caballerete fue el único que empezó a tocar tarde. Llegaron los Muse, dieron un bolazo que nos dejó a todos boquiabiertos, nivel de RNR arriba, destrucción final de instrumentos, a tope de adrenalina… Luego una hora y pico de espera y aparece Lou Reed con su ritmo pausado, su desidia, su no-conexión con el público y chic@: qué buen momento para irse a la barra. ¡Pesao!

Oyeoyeoye!!! Que viene Lou Reed a España de gira!!! Valevale… Cojonudo, pero… ¿En qué plan viene? ¿Va a tocar sus éxitos de la Velvet y los primeros 70s o viene con su mujer a leer poemas? Porque entonces paso.

¿De verdad fue tan buen músico como dicen el tío Lou? ¿O simplemente se trataba de un farsante que se hacía pasar por colgado del caballo y desviado sexual para ser el más guay de esa peña de la Factory y del Max Kansas City de NY? Lou nunca le pegó al caballo ni la mitad de la mitad de lo que quiso que pensásemos, ni fue tan gay, bi, tri o lo que sea… Por estos lares tampoco somos muchos de marujeos así que vayamos a lo que nos interesa: la música. ¿Qué hizo Lou Reed por la música?

La Velvet: obvio.

A mediados de los 60s todo eran flores en el pelo y el Sol radiante en un cielo azul californiano. Paz, buen rollo y todo es tan bonito… De repente aparecen unos neoyorkinos todos vestidos de negro con un pibón angelical y de voz dulce como Nico. Eso es lo que mola en ese momento y todo el mundo se apunta al carro: codearse con Warhol, juntarse con lo peor de NY en el Kansas, probar cualquier otra forma de arte y decir que no: que no todo es así de bonito. Que el ser humano también es oscuro y siniestro. Ese cierto halo de pesimismo acabaría desembocando en uno de los movimientos culturales más importantes del siglo XX.

El punk.

Que el punk se estaba gestando con grupos como los 13th Floor Elevators ó The Seeds (en USA) está claro, pero la actitud que permite de pasar del garaje al punk la aportó la Velvet. Esa mentalidad de que todo vale, de que se puede mezclar música con cualquier cosa, de que no tiene por qué sonar bien, de que hay que transgredir… La Velvet, oiga. Y en Nueva York. Sin Lou no existirían Stooges, Ramones, NY Dolls, etc…

El lado salvaje de la vida.

Heroína, quaaludes, chaperos, travestis, putitas con aspiraciones intelectuales, sombra de ojos para ellas y ellos, cuerpos desfigurados y consumidos por las drogas, habitaciones con un colchón y un cenicero como único mobiliario… Muchos lo maquillaban en sus letras con bonitas figuras metafóricas. Lou hablaba claro. Porque hablaba, no cantaba.

Metal Music.

A la mierda todo! A pesar de su oscuridad la Velvet brilló como el Sol, y con discos como Transformer y Berlin -a los que añadimos el gran directo de RNR Animal- Lou se forja una buena carrera en solitario. Mandémoslo todo a la porra con Metal Machine Music. Una hora de acoples de guitarras desafinadas imposibles de aguantar más de dos minutos. El por muchos considerado peor disco de la historia, que incluso incluía adrede un defecto de fabricación para que el vinilo se enganchase y no saliese de ahí. Siempre se creerá que fue un corte de mangas a su discográfica y una broma pesada, pero puede que si se mira desde el lado de la experimentación sonora la cosa cobre cierto sentido, pues hasta el día de su muerte Lou seguía estando orgulloso de él. Si tienes narices para escucharlo, me cuentas.

Libertad.

Tras parir algo semejante a eso uno puede hacer cualquier cosa. Desde las deliciosas melodías de Sunday Morning, Sweet Jane o Sweet Nuthin’ al esperpento de Metal Music, de la explicitud de Waitin’ for my man, Heroin o Vicious a sus trabajos sobre obras literarias de poetas malditos. Lou pasa de discos geniales a auténticos tostones, pero es de los únicos a los que les da igual. Él puede hacerlo. Su última obra fue algo como Lulu (con Metallica), del que me temo que sigo siendo uno de los pocos defensores. Según escribo estas líneas lo estoy escuchando. Curioso epitafio.

Sea como sea es cierto: la música del siglo XX no se hubiera entendido sin Lewis Allan Reed, ese neoyorkino que más de una vez creímos un tarado, pero si te fijas, te pareciera su trabajo bueno o una auténtica estafa, el tío siempre parecía saber lo que se hacía. Descanse en paz. Agradecemos tu legado. Para despedir se me ocurre este homenaje de tus colegas con una de tus canciones acerca de la heroína.

Salud

Lo que no te mata…

Posted in Favoritos, Nuevos Valores with tags on octubre 22, 2013 by chemisanchez

Dicen que a los modernos ahora lo que les mola es el folk. Dylan, los Byrds, Donovan y Crosby y Stills y Nash y Young y el Copón. La frase fue pronunciada el viernes pasado entre cerveza y cerveza durante un concierto de los vigueses Niño y Pistola (recomendables), y parece ser que efectivamente por ahí van los tiros. Lo indie va evolucionando hacia lo folk, y estas bandas corales de instrumentos acústicos inevitablemente camina hacia la figura del cantautor atormentado, solitario y feo, que armado con una guitarra y en ocasiones con una armónica, no necesita de una melodiosa voz que adorne más de la cuenta unas letras que se bastan por sí solas.

Una vez más, vuelta a lo elemental. Sí. Pero si vas a empezar a buscar de estos por España ya te puedes hacer con un pico, una pala y un par de linternas, porque aquí ya sabes que ese rollo es algo más… minoritario. Ahora es cuando tú me hablas de Pablo Alborán, Russian Red, etc… No les quito mérito. Que alguien como Pablo Alborán sea número 1 tras habérselo currado en plan amateur saliendo de la nada es algo que me anima, pero el chaval que ha hecho algo parecido en las siempre productivas islas británicas me mola aún más.

¿Qué les darán de comer en Reino Unido? Yo estuve allí por segunda vez esta Semana Santa, y aún me pregunto cómo ese pequeño país de clima gélido, carreteras precarias, comida hervida, cerveza tibia, copas escasas y mujeres extrañas puede darnos vueltas en tantos aspectos, y por supuesto en el musical.

¿Qué hace un chaval de apenas 19 años jugando a ser una mezcla de gente como Dylan y Cash? Escuchando ese Trouble Town (su primer single), uno puede pensar que eso mismo lo tenemos aquí con Arizona Baby, pero es que en el resto de su primer disco -publicado en 2012 cuando sólo tenía 18 añitos- el niñato, guitarra en mano y cigarro en boca da una vuelta a todos los subgéneros de este estilo, aliñando cada canción con unas letras impresionantemente profundas a la par que inocentes y unas melodías sencillas pero a la vez dignas de los mejores, alternando acústica y eléctrica sin problema, con banda acompañante o no. Atención a esta primera frase: I drink to remember, I smoke to forget. Sublime.

Ná, un niñato al que le ha sonado la flauta. Un buen primer disco (homónimo) con 14 canciones que no llegan a 40 minutos que ha arrasado en las islas. Seguro que a las primeras de cambio se vuelve un coñazo y se acabó lo que se daba… Pues resulta que con apenas un año de diferencia va el tío y ya nos tiene preparado un segundo álbum: Shangri La (18 de noviembre). Otras doce canciones que van a ser fundamentales para ver si la carrera musical de este chaval insultantemente joven de Nottingham acaba de empezar o está a punto de terminar. Echemos un ojo al tema que lo presenta.

Uhm… Interesante. Ahora coges y tocas el palo de los Monkeys cuando eran Arctic, tienes la suerte de que te produzca ni más ni menos que uno de los mejores como lo es Rick Rubin, grabas en Malibú, te rodeas de tres grandes músicos… ¿Qué narices hace Pete Thomas tocando la batería para ti? (Segundo single, por cierto)

En España no nos enteramos. Y no creo que nos enteremos durante un tiempo. Por ahí están surgiendo figuras interesantísimas, pero aquí nos enteramos cuatro y no hacemos la fuerza suficiente. El nuevo artista más interesante de los últimos años está de gira por Europa y por aquí desde luego que no pasa. ¿Para qué? Pues que nos lo cuenten por ahí y si no al youtube. Suerte y adelante, Jake.

Ahora en serio, chaval… Vas muy bien. Así que no la cagues.

Salud.

MARRAMIAMIAÚ!!!

Posted in Mitos del Rock with tags , on octubre 14, 2013 by chemisanchez

Paul McCartney saca nuevo disco, y para que quede bien claro, lo ha bautizado con ese título: NEW, aunque como en el mundillo musical todos somos bastante miquismiquis, podemos empezar a sacarle punta ya mismo, pues en esa portada yo leo MEW, en español: MIAU. Muy bonito el tema capicúa-simétrico-especular, pero te sobra una línea vertical, Paul. ¡Que crucifiquen a ese diseñador gráfico!

Yo es que aquí leo 'MEW', oiga!

Yo es que aquí leo ‘MEW’, oiga!

¿Cómo afrontar un álbum como este? Pues mira, es un nuevo trabajo del mejor compositor de música pop del siglo XX, que para dar un aire nuevo a su estilo encima se ha rodeado de lo mejorcito del panorama actual en cuanto a producción se refiere: Mark Ronson (Amy Winehouse, Adele, Bruno Mars…), Ethan Jones y Paul Epworth (KOL, Vaccines…), y el hijo de George Martin, Giles. ¿Ha conseguido Paul refrescar ese estilo? NO. Por mucho que lo intente nunca lo conseguirá, Sir Paul.

¿Por qué? Pero lo que de veras yo me pregunto, ¿de veras Paul sigue intentando eso? Yo si fuera él ya me habría cansado hace tiempo, teniendo en cuenta que llevaría haciendo lo mismo desde hace más de 40 años. Cuatro décadas intentando librarse de la alargada sombra de los Beatles, o quizás de la sombra de John, el Beatle mítico que murió antes de tiempo. Su compañero y a la vez némesis compositor. El destino se burla de la existencia humana y se lleva por error al carismático John en lugar de al aburrido Paul, cuyo sepelio fue incluso anticipado en las portadas de Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band y Abbey Road. Paul’s dead, por supuesto que sí! Ahora nos han puesto a una doble de Jessica Fletcher con un bajo-violín con la que nos quieren dar el gato por liebre, pero a mí no me engañan.

Con los nuevos trabajos de las viejas glorias a mí siempre me llega el mismo olor a rancio. Sí, lo siento: hay un tiempo para cada cosa, y al igual que ya se comentó lo mismo hace meses con lo último de Bowie: a pesar de que la gran mayoría de las canciones de estos nuevos discos les dan mil vueltas a los Arcade Fire, Coldplay e incluso Arctic Monkeys, no cuelan. (Quizás este Appreciate es el tema más interesante)

No cuelan porque es algo que ya hemos oído. En este caso es mucho más flagrante porque nos enfrentamos a The Beatles y se antoja misión imposible que alguien que sorprendió agradablemente a todo el mundo en su día vuelva a hacerlo de nuevo. Aún así, New es un buen disco. Doce canciones que ni te van a levantar del asiento, ni te van a asombrar, ni van a conformar uno de tus discos favoritos. Es probable que lo escuches dos o tres veces antes de que lo entierres en tu discoteca o lo borres de tu reproductor portátil, pero aún así cojamos el lado bueno de esta historia: el pundonor de un genio en eterna lucha contra sus viejos demonios y por supuesto contra sí mismo.

Salud.

Palabras del Corazón

Posted in Sin Calificar on junio 27, 2013 by chemisanchez

Resulta difícil escribir cuando uno tiene la cabeza en otro sitio. Mucho más difícil es escribir cuando uno tiene el corazón en otro sitio. Si lo que uno tiene en otro sitio son ambas cosas la tarea se torna del todo imposible.

Tenía ganas de escribir algo especial para ti hoy. ¿Sabes por qué? Porque esta es la entrada número 200 -que ya son entradas-, y llevo un mes devanándome los sesos pensando en algo que estuviese a la altura de las circunstancias, desechando escrituras patéticas e ideas mediocres, y así he llegado a la única solución posible: lo que siempre he hecho, contarte cómo me siento.

Cuando esto empezó el 22 de enero de 2010 como una tarea paralela a mis clases de radio nunca me planteé que tuviera una cierta continuidad. Un buen grupo, una buena historia y unos cuantos buenos vídeos eran suficientes para pasar un buen rato disfrutando de buena música. Al principio había muy pocas lecturas, pero eso nunca me importó, porque disfrutaba haciéndolo. Seguí escribiendo, y con el paso del tiempo fui capaz de presentarte artistas que no conocías, trasladándote a conciertos en los que hubieras disfrutado y contándote historias que no habías escuchado. Pero este blog se convirtió inevitablemente en mi vida, mis pensamientos y mis sentimientos. Si quieres conocerme sólo has de leer.

Recordemos el primer vídeo del Chemi Rock Blog.

En aquella época yo leía a mucho ‘entendido’ que desde su pedestal iluminaba el camino de nuestras miserables vidas musicales. Con premeditación, alevosía y nocturnidad (en bastantes casos regada con un poquito de alcohol) yo traté desde el principio de ser lo contrario: escribirte desde el sentimiento y no desde el saber. Pese a lo que puedas pensar no soy una autoridad en la materia y ni mucho menos sé de esto más de lo que puedas saber tú. Siempre he sido un farsante. Yo confieso: Un gran farsante.

Siempre he escrito con el corazón. Espero haberte hecho sonreír en alguna que otra ocasión. No me cuesta reconocer que otras veces se me ha escapado alguna que otra lágrima mientras te contaba alguna de mis batallas, intentando no contagiarte de un estado de ánimo que trataba de ocultar. He alucinado recibiendo visitas de prácticamente todo el mundo y recibiendo comentarios de gente a la que nunca conoceré.

¿Y ahora qué? Ahora no me apetece escribir. He vivido la música tan intensamente durante tres años que puede que me haya cansado de ello. Tras tantos conciertos y tantas vivencias puede que mis prioridades ahora puedan ser otras, pero eh! La música siempre seguirá ahí!

Is this the End?

No lo sé. No creo. He escrito ‘ahora no me apetece escribir’ adrede, porque quizás mañana sí que me apetezca. Me gusta que lo que esté escrito y dicho (meteduras de pata incluidas) no desaparezca y quede recogido en este rinconcito para uso y disfrute de todo el mundo. En 200 entradas seguro que encuentras algo interesante.

Es el final, sí. Pero no el definitivo, sino un pequeño punto y aparte. No sé cuándo, ni cómo, ni por qué motivo. Pero volveré. Gracias por todo. Sigue disfrutando de la música, que es una de las pocas cosas que no te puede quitar nadie. Nos vemos en los bares. Y como siempre se cierran estas entradas…

Salud!