Malo Malísimo

Arnold Schwarzenegger recién vestido de cuero y a punto de llevarse la Harley del más malo del local en Terminator 2. Junior Healy tramando alguna fechoría en Este Niño es un Demonio… En el cine suele haber por ahí alguien dispuesto a hacer de las suyas con premeditación y alevosía, y entonces suele sonar la misma canción. ¿Para qué innovar si desde 1982 existe una joya como esta para ilustrar esos instantes?

Para ser rockero hay que ser malo y salvaje. Los Steppenwolf sacaron el Born To Be Wild primero, luego AC/DC dijo que al Infierno uno va a pasárselo bien, y entonces llegó George Thorogood, que renegando del ‘good’ de su apellido decidió definir lo que era ser malo. ¡Malo hasta el tuétano, nena! De toda la vida hemos escuchado esta canción. Es más: en muy pocas ocasiones podremos encontrar un riff tan definitivo e inconfundible como éste, pero el nombre de su autor es más difícil de recordar: George Trogu? Trugu? George True Blood? George True Blue?

Una vez más estamos ante un artista de los que te tienes que preocupar tú mismo por conocer, pues su repercusión en España nunca fue demasiado impactante (que yo recuerde). ¿Sus credenciales? Rock And Roll. ¡Punto! Los riffs y ritmos de toda la vida interpretados por una guitarra espectacular, tocada (sin púa) por un tío feo pero con pinta de vacilón y una voz ronca y canalla que no da pie a ninguna duda: si buscas amor este no es el lugar indicado, pero si quieres cachondeo, bailar, beber y buscarte algún tipo de problema yo soy tu hombre. Y si venís vari@s aquí están los Destroyers para ayudar.

The Destroyers (The Delaware Destroyers, en realidad) es la banda por la que cualquier artista quisiera estar acompañado encima de un escenario. Me recuerdan al rollo de la E-Street. Sin poses forzadas y con muchas ganas de pasárselo bien. Tocan los temas de George, pero también esos clásicos de toda la vida a los que dan una fuerza que permite a los verdaderos autores sentirse orgullosos de que sus creaciones sigan reventando al público. Reelin’ & Rockin’ o Johnny B. Goode (Chuck Berry), Move It On Over (Hank Williams), Who Do You Love? (Bo Didley), Madison Blues (Elmore James)… Y por supuesto su versión más famosa: una canción a la que George da otra dimensión siempre con el permiso de John Lee.

Si controlas un poco de inglés no te costará demasiado seguir toda la historia de One Bourbon, One Scotch, One Beer y entender las gracietas con las que George la adereza. Merece la pena, créeme. Apuesto lo que quieras a que durante uno de sus conciertos no vas a parar de bailar y de sonreír, pues entre otras muchas cosas este tipo sobre todo me parece un cachondo mental. Sí, cierto. He dicho ‘apuesto’ porque como este señor nunca se ha dejado caer por aquí, no he tenido el placer de verle cara a cara. Así será hasta el 5 de julio porque efectivamente: ¡¡George Thorogood & The Destroyers vienen por fin de gira a España!!

Yo ya tengo mi entrada y te digo una cosa: creo que es dinero bien pagado por ver a una leyenda. Espero verte allí. ¿Que no tienes dinero? Pues entonces córtate el pelo y búscate un curro de verdad!!

Salud!

PS: Hacerse con cualquier recopilatorio de GT & The D. es tarea obligada, pero ya puestos te recomiendo el Greatest Hits: 30 Years of Rock.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: