Cinco Estrellas

Cierto. No ha habido demasiado que rascar este año en cuanto a discos o grupos nuevos que me hayan entusiasmado. El disco de Muse no es ni mucho menos su mejor trabajo. Siguen marcando los pasos y abriendo veredas, pero de cinco estrellas yo le hubiera dado tres. Grupos que me dejaron boquiabierto el año pasado con sus directos fueron Jim Jones Revue y Electric Mary, y los últimos trabajos de ambos no es que sean malos, pero parecen el resultado de una terapia a base de anestésicos. Esos grupos me apasionaron por sus canciones movidas de poco más de dos minutos, y ahora todas las nuevas pasan de los cuatro. Todas! ¿Por qué?

Ni rastro de ese tema que entra como un elefante en una cacharrería ni al principio del disco para abrir boca, ni en el medio para romper el ritmo y levantarte del sofá, ni al final para dejarte un gran sabor de boca. Esa era su seña de identidad para mí, pero su ausencia me provoca un ligero sentimiento de decepción -en el sentido más suave de la palabra. Pero he aquí una banda cuyo nuevo disco por fin me ha gustado. Y mucho! Y lo siento, porque es imperdonable que a estas alturas no te haya hablado del mejor grupo de rock de la actualidad (no te pases, Chemi!): los Rival Sons.

Nada que objetar de este ‘Angel’, verdad? El problema es que yo a los Rival Sons los pinchaba mi antiguo programa de radio (sección Audios, te lo recuerdo) pero claro, no escribí nada de ellos. No te voy a definir un estilo que está más que claro una vez que los escuchas. La batería de Led Zeppelin (qué bien suena, por Dios!), un bajo contundente, una guitarra que lidera y una voz simplemente tremenda. Mete en la batidora el rock puro de los setenta. Ese que está representado en las paredes de un local de ensayo o en cualquier bar rockero y no hay más que hablar. Es la música que todos hemos intentado tocar en nuestros sueños, por favor!

Simple, sencilla, cruda, sin adornos innecesarios… El Angel que has escuchado pertenece a su primer trabajo, ‘Before the Fire (2009)’, el cual te recomiendo sí o sí. En 2011 llegó el ‘Pressure and Time’, el cual te recomiendo también o también. En los corrillos del rock comenzaba a funcionar el boca-oreja que decía que estos tíos de Long Beach, California eran los elegidos. Lo son. Hace días defendía que Muse son el futuro y ahora digo que Rival Sons son el el presente, y así lo demuestran en su reciente disco ‘Head Down’, una hora del mejor rock.

OK Chemi! Te voy a hacer caso… ¿Recuerdas lo que te contaba el otro día de la pista 1 de un disco? Pues te haces con este disco, te lo pinchas en casa y lo primero que te encuentras es esto:

Esto es un single! Un mensaje! Keep on Swinging, baby! Vamos a seguir haciendo que muevas el esqueleto! Tremendos. Vale, ya… Pero luego se difuminan y las otras doce canciones son de relleno. Ponen la buena al principio y luego se les va la fuerza, como a la gaseosa. Pues no! Escucha este  ‘Animal Salvaje’ de la pista 2, por ejemplo.

Mamma mía! Que síiiiii! Que estamos ante un pedazo de disco de principio a fin. Grabado en Nashville bajo la supervisión de gente como por ejemplo Vance Powell, ingeniero de sonido de White Stripes o Kings of Leon. Un disco que pide subir el volumen y disfrutar de un sonido genuino que recuerda a Free, Purple, Hendrix, Doors y muchos más sin quedarse en mera imitación. Buenas canciones, buena producción, sabor a rock and roll. Sin pretensiones. Lo escuchas y parece que te encuentras con ellos en el estudio.

Sólo pondré una pega. Quizás las baladas cojean un poquito, pero porque los otros temas son la leche. ‘Jordan’ está claramente un escalón por debajo del resto, pero es un hecho aislado, y una de mis canciones favoritas de los Rival Sons es ‘Soul’, una balada del anterior disco. Por lo demás, auténtica gasolina. Canciones luminosas que te hacen pensar en San Francisco, patadas en la puerta para bailar y una auténtica joya oscura de ocho minutos como Manifest Destiny Part 1 para disfrutar psicotrópicamente.

Por tanto, Habemus Banda! La putada (es la palabra) es que en estos momentos los Rival Sons están de gira por Europa, y al igual que hace un año, adivina de qué país no tendrán sello en sus pasaportes… Efectivamente, se vuelven a olvidar de España. Ellos sabrán lo que se pierden, ya los engancharemos un año de éstos.

Salud!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: