It’s a Long Way (to the Top) If You Wanna Rock and Roll

¿Hay algo más sexy que una guapísima chica liderando una banda de rock?

Espera, espera, espera, espera… Antes de que Stacie Collins se subiera anoche al escenario de la sala La Boite de Madrid, lo hicieron los Sparkle Gross. Ya te he hablado alguna vez de una de las mejores bandas que uno puede disfrutar en Madrid . Divertidísimos, de mucha calidad y muy, muy recomendables. Probablemente anoche se fueran a casa con un sabor amargo en el paladar por no haber podido dar el 100%, pero es que si la técnica falla no puedes hacer nada. A pesar de estos gajes del oficio nos volvisteis a gustar, y seguimos esperando poder veros en un concierto sólo para vosotros. Tenéis el mojo. Seguid así.

Poco después de las once de la noche y tras recibir el OK de sus músicos por fin salió ella. Chupa de cuero, sombrero tejano de piel, toda de negro. La visera del sombrero escondía sus preciosos ojos sin llegar a taparlos. En su mano izquierda la armónica y su correspondiente micro son un único cuerpo. Sólo hace falta escuchar los primeros acordes de su actuación para acordarme del bueno de Bon Scott y la canción que titula este post, pero como habrás apreciado el paréntesis está en otro sitio.

Quince segundos de actuación son suficientes para que Stacie te haya vendido su producto, directamente importado de Nashville. Sólo con mencionar ese lugar me vienen a la cabeza Harley-Davidsons, camisas de cuadros, barrigas enormes, gorras de John Deere y carreras de la NASCAR. Me la imagino dando bolos de Saloon en Saloon, dentro de los gallineros que vemos en las películas y que sirven para que las botellas, vasos o lo que sea que lance el respetable en señal de gusto o disgusto no impacten de lleno en los artistas. A estas alturas uno cree que puede distinguir entre aprendices de la vida y personas curtidas en mil batallas.

Rock And Roll de toda la vida. Honky-Tonk, meneo de esqueleto, Ruta 66 y Patrick Swayze controlando la seguridad del local. Pero lejos del ‘coñazo’ de los Deadstring Brothers esta tía se entrega durante toda la actuación sin perder la sonrisa en ningún momento. Hasta el gesto de lubricar la armónica se antoja sexy y natural a partes iguales. El sitio en el que me encuentro facilita que sus ojos claros (Verdes? Azules?) se crucen con los míos muy a menudo… Pobre de mí. Queman como el fuego!

Este tipo de música no es algo a lo que estemos acostumbrados. Lo normal es que ni la entendamos, pero su sencillez nos lo acerca más de lo que podíamos pensar. Temas que rondan el hit country como ‘Hey Mister’, ‘Tied To You’ o ‘Baby Sister’ ponen a bailar a cualquiera, pero también hay tiempo para una caliente ‘Cool’ en el que la chica se contonea como una gata (insisto en los ojos).

No te confundas! Si acaso se me cayó la baba en algún momento fue por admirar la profesionalidad de esta tía y de sus tres músicos. Excepcionales en todos los sentidos y sin dejar que decayese el ritmo del concierto en ningún momento. Un par de buenas versiones como el ‘Walking The Dog’ de Rufus Thomas y un ‘I Got Everything I Need (Almost)’ famoso por los Blues Brothers en el que Stacie se cruzó toda la sala soplando la armónica. La portada de su disco la representa a ella subida en un toro de rodeo, así que si por un casual algún torpe se hubiera puesto tonto supongo que esta chica se lo habría merendado sin inmutarse.

En ningún momento hubo alardes instrumentales, pero siempre se percibía un gran nivel. ¿Hay un largo camino hasta la cima si lo que quieres es RNR? Desde luego. Pero el concierto de ayer me hizo pensar que ‘Tienes un largo camino si lo que quieres es RNR, independientemente de lo de llegar a la cima’. Stacie Collins ha llegado desde de los bares de Nashville a nuestros ojos y oídos en la calle Tetuán de Madrid, pasando por el Norte de Europa muy de vez en cuando. Eso ya es un paseíto. ¿Sabías que esta chica tiene una banda imitación/homenaje en Japón?

Yo te la recomiendo, oye! Escucha su música en http://www.staciecollins.com. Verás que es country y honky-tonk, pero no te esperes al jodido Billy Ray Cyrus o a la inevitable Dolly Parton. Stacie Collins es algo diferente a todo ese rollo, y no te creas que es su armónica la que te va a hipnotizar. Escucha su voz. El tema de la armónica es cuando la veamos en directo (de nuevo).

¿Hay algo más sexy que una guapísima chica liderando una banda de rock? Pues una guapísima chica liderando una banda de rock que además toca la armónica. ¿Verdad?

Salud.

P.S.: Que sí, claro! Que en vez de gaita armónica, pero al final sonó el It’s a Long Way…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: