La Lista y el Lissssssto

Mira que uno trata de no caer en la tentación y líbranos del mal, Amén… Pues nada, que al final va a ser que no he aguantado y me dispongo a quebrantar una de las reglas que dispuse para este blog: No hacer listas!!! Y qué es lo que ha empujado a este rockero de pacotilla a ‘iluminarme el camino’ resumiéndome en 10 canciones un concepto, te preguntarás tú? Pues que me voy de vacaciones, oiga. Mis neuronas están a punto de reventar del todo, así que me voy a permitir la poca vergüenza de colarte este post porque sí (y porque ya no me llega para más). Hala!

¿Y qué hay de malo en una lista? Pues lo de siempre. Que falta ésta, que faltan éstos, que cómo en el santo nombre de los dioses te has podido dejar ésta… ¡Joder! Que sólo pueden ser diez canciones! Ahí está la gracia: entre toooodas las canciones que conoces, tratar de quedarte con una muestra representativa. ¿Que no estás de acuerdo con mi elección? Bueno, en primer lugar no es necesario, pues esto es personal. No estoy obligándote a meter estos temas en el walkman, mp3, ipoz o lo que sea que uséis los jóvenes ahora. Me molaría que pensases en las tuyas propias. Y también puedes insultarme, oye!

Lo que sí que paso de hacer es ponerles número. Ordenarlas por importancia o calidad. Me niego. Esa es una de las reglas que romperé cuando haya matado unas cuantas neuronas más. Allá va:

John Travolta y Olivia Newton-John – Summer Nights

Hummm… Ná! Descartada por obvia. Además esa habla de lo bien que se lo han pasado en las vacaciones, y yo de eso no he gastado hasta ahora. Más bien mi verano ha sido un no parar de currar. Todo el verano haciendo el canelo, a las 6 arriba para trabajar… Es decir, lo que le pasaba al bueno de Eddie.

Una cosa hubiera sido haber estado en un chiringuito sirviendo bebidas a apetecibles guiris a lo Cruise en Cocktail pero no. Ha sido aquí en la gran ciudad, donde el asfalto se te pega a las zapatillas y la camiseta al cuerpo.

Ah! Los Madriles. Una estupenda ciudad para pasar el verano esquivando a los turistas por la Calle Preciados, para luego esquivar a los maderos en Sol… Todo esto, parando de vez en cuando en una tasca para rehidratarte con una cañita (más bien jarra) bien fresca o metiéndote a una gran superficie (aunque no vayas a comprar nada) para refrescarte con el aire acondicionado.

Es inevitable pensar poder pasar tus vacaciones en un lugar mucho más tranquilo y alejado del bullicio. Sentado en un porche escuchando los sonidos de la noche al lado de una charca sureña. Grillos, ranas, luciérnagas, cigarras…

Yo es que además no vivo en mi hogar, así que lo suyo es volver a casa con los tuyos. Esa sensación de estar cerca del hogar cuando llegas a unos kilómetros de distancia… Ese olor que reconocerías en cualquier situación… La que siempre será tu casa. Hogar, dulce hogar.

Hum… ¿Veremos a nuestros amigos de nuevo? ¿Repetiremos vivencias de años pasados? No me preguntes por qué. Quizás por recordar la infancia-adolescencia, cuando los veranos duraban tres meses, me viene a la cabeza la inocencia. Me vienen Kevin Arnold y Winnie Cooper. Me viene Joe Cocker.

También podría aprovechar para hacer un viaje. Pero seamos sinceros, Rusia, USA, Japón… Vale, pero son las vacaciones de verano, joder! Mejor a un sitio soleado con playas de aguas cristalinas y buen rollo en cada esquina. Te vienes a Jamaica?

Vamos bien, sí señor. Nos está quedando un plan bastante chulo para las vacaciones. Pero si hablamos de verano sería imperdonable dejarme a los que han puesto banda sonora a la estación estival desde hace 50 años. Yo no soy Pinocho, que el corazón tiene de madera, así que para poner a las chicas, confío en los chicos de la playa.

(Estos primeros acordes de California Girls son la definición de verano, colega!)

Listo. Tenemos todos los ingredientes encima de la mesa así que podemos pasar a la acción. Diversión, diversión y diversión.

Ya sólo me falta una jodida (perdóneseme el taco innecesario provocado por 11 meses de curro culminados con un mes bastante ajetreado) cosa. Que venga el tío Alice y me dé permiso para irme, que ya va siendo hora. ¡Sólo quedan dos días para que suene mi timbre!

Pues éstas son!! Como ves, algunas son para meterlas en el coche y que te acompañen allá donde vayas y otras son para guardarlas y no saber nada de ellas hasta septiembre, pero estas 10 canciones definen mi verano.

Salud!

Bonus track: Ahí te dejo, Madrid de Shakira. … ¡¡¡Amos, no jodas!!!

4 comentarios to “La Lista y el Lissssssto”

  1. Que grande eres, y que gran elección, ya solo falta que a mí tambien me llegue el momento de escuchar a Alice Cooper, que aún queda demasiado para eso.

  2. Señor, como siempre, sus entradas son mejores que las de cualquier central heredero de Beckenbauer, con estilo y elegancia. A raíz de la lectura, me ha venido a la mente, provocado por su prosa, ese tema de Los Deliqüentes, “A la luz del Lorenzo”, que es de veranito, cuya copla dice aquello de: “…Tú sólo quieres quererme cuando tu quieras,
    cuando hueles los naranjos y la sangre se te altera.
    Tu sólo quieres quererme en primavera
    pero yo no soy Pinocho que el corazón tiene de madera…” Y vamos, para dar un poco al raje y crear debate, ¿y los temitas en español cervantino? Ese gran Albertucho, versando a la primavera como antesala del verano, que en Andalucia es más que un telonero, o algunos más como ese vintage “Vacaciones de verano” de Formula V… Ale, ahí lo dejo… me pongo mi borsalino de verano para descubrirme ante vos, don Chemi

  3. Gran selección tío Chemi! yo sería incapaz de enumerar y también me cuesta bastante hacer listas de canciones; cada una va con un estado de ánimo, con un lugar, con una persona, con un momento…. con esencias de la vida.
    Disfruta de tus merecidas vacaciones!🙂 yo también las empiezo mañana por la costa del Mediterráneo, aunque no diré donde porque ni siquiera lo sé… donde la brisa nos lleve.

  4. Muy interesante la información! Nuestro equipo y yo dirigimos un blog relacionado con la música
    en el cual creo que sería interesante que participara/n todos aquellos que estén interesados.
    Ya sean las alabanzas de una voz afroamericana a ritmo de góspel o los gritos de rabia de un
    joven rapero, tu música tendrá un hueco entre nuestras filas.

    Pulsa aquí y descubrenos: http://losmusicosvanapie.wordpress.com/2011/07/26/bienvenidos/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: