El Evangelio según Keith.

Una lástima!

Desde que salió a la venta Life, la (auto)biografía del tío Keith Richards, lo único que que ha trascendido en los medios son cosas como que a Jagger le llama ‘la reinona’, que se ‘metió un tiro’ de las cenizas de su difunto padre, que si la heroína, y quizás lo único realmente interesante: que aprendió a tocar la guitarra gracias a ‘la malagueña’. Esto último se debe a su abuelo Gus, que fue uno de los que le inculcó la música y que le dijo que una vez que aprendiera a tocar la malagueña, podría tocar cualquier cosa.

Yo aún no me he terminado el libro, pero con Keith me estoy quedando flipado. Seamos objetivos: la biografía es oficial, así que habrá bastantes adornos e historias probablemente deformadas para la gloria de Keef (demuestra que ya tenía ese apodo antes de los Stones, así que no se lo inventaron los fans), pero me interesan mucho los datos comprobables, que son sobre todo los que se refieren a la música en sí.

Yo a veces me las doy de saber música. ¡Y una mierda! Después de ocho años en el Conservatorio aprendí que Pitágoras es Dios, a hacer sonar un violín para que no pareciera un gato y a diferenciar la clave de Sol de la de Do o Fa. Pero sobre todo eduqué a mi oído. Luego cogí un bajo eléctrico y este último conocimiento me sirvió para pillar si una melodía estaba en una tonalidad u otra, pero el bajo no te permite mucho más. Una guitarra sí.

En este libro Keith te explica la ingente cantidad de blues que se tragó antes de los Stones, y la que se ha tragado durante. Cita acordes puntuales de canciones antiquísimas de blues y folk, y en algún caso afirma que tras una vida rascando las cuerdas es incapaz de reproducir de forma exacta el sonido de uno de esos acordes. No todo está en poner este dedo aquí, este allí, este allá y rasgar las cuerdas para dar un Mi. Es como ver algo en 3D: hay notas fantasmas, zumbidos que acompañan a una melodía, intervalos disonantes que suenan bien…

Keith habla de cómo grababan las canciones. La distorsión de Satisfaction no estaba planeada: creía que era la demo, pero Andy Oldham (manager) la sacó tal cual y ¡bingo! Pero si escuchas a los Stones de los 60s, fíjate en cada instrumento (sobre todo guitarras y batería). Hay veces que la batería podría ser la más barata del mercado, o que las guitarras apenas se escuchan… Es una mierda de grabación, pero suena de puta madre, joder!!! ¿Por qué? Porque por ahí detrás hay unos tejemanejes de disposición en el espacio del estudio, grabaciones superpuestas y micros y amplis enfrentados cara a cara que ríete tú del muro de sonido de Spector.

Lo más interesante de todo esto es la confirmación de que la ‘leyenda urbana’ de que Keith usa una guitarra con cinco cuerdas es cierta. Esto es debido al descubrimiento de la Afinación Abierta.

La afinación abierta es afinar la guitarra conforme a otra tonalidad. Si las cuerdas de una guitarra normal son (de grave a agudo) Mi-La-Re-Sol-Si-Mi estamos trabajando en tonalidades Mi/La. Pues el tío Keith descubrió la afinación abierta de Sol, que sería Re-Sol-Re-Sol-Si-Re. Esto fue a finales de los 60s, justo después de Their Satanic Majesties Request, una época en la que los Stones estaban un poco atascados y al descubrir Keth este truco fue (al menos para él) como empezar de nuevo. “Es como si en un piano cambiaras las cuerdas correspondientes a las teclas blancas por las de las teclas negras y viceversa”, un buen símil que aporta el mismo Keef. Pero se dio cuenta que para él no tenía demasiado sentido usar la sexta. Que no le sonaba bien, vamos! Así que la fulminó.

Mucho ojito. Estamos diciciendo que Keith descubrió esta afinación abierta en Sol (Open G), pero ni mucho menos fue el que la inventó. Esta afinación es clásica de folk-blues y se usa sobre todo para tocar con slide. Robert Johnson, Jimmy Reed, Bo Didley y Don Everly (los ídolos de Keith) usaban esta afinación. Un ejemplo:

¡Se enamoró de las cinco cuerdas el cabrón! Tanto que a partir de entonces hay muchas canciones compuestas usando el Open G (Honky Tonk Women – la primera, Brown Sugar, Tumblin Dice, Start Me Up…), y los grandes clásicos no compuestos en esa base pasan a ser tocados (Satisfaction, Flash…). Puedes ser un guitarrista cojonudo, pero con una afinación normal no sacarás el sonido en la puta vida.

Mucho Conservatorio y mucha ostia… pero ahora entiendo algunos cambios de guitarra en los conciertos. ¿Te lo puedes creer? Jamás me paré ni a pensar, ni a escuchar. Mis orejas se quedan en la melodía y el ritmo, pero no llegan a apreciar estos sonidos, deslizamientos de notas hasta el límite y cambios de afinación. Cosas de ser bajista, supongo…

Te recomiendo el libro, sobre todo por este tipo de cosas. Procesos de composición y grabación, por qué esta canción suena así cuando originalmente estaba pensada asá, cómo se consiguió este sonido, lo importante que es en los Stones la batería de Charlie… Por supuesto también encontrarás, drogas, infidelidades, líos con la poli, la caída de Brian Jones, la omnipresencia del verdadero fundador de los Stones (Ian Stewart) y las aportaciones de otros músicos como Gram Parsons ó Bobby Keys.

El Evangelio según Keith, vamos. Será un gilipollas, un drogata o cualquier otra cosa que hayan inventado de él. Pero Keith ES UN MUSICAZO. Gracias por tu música, Keith.

Salud!

Una respuesta to “El Evangelio según Keith.”

  1. Raimundo Says:

    totalmente de acuerdo he leido el libro y es la leche pues la afinación en sol abierto que no conocia la estoy practicando y es demasiado,ademas se carga el mito de ANGIE descubriendo que no es la mujer de Boowin sino su primera hija ANGELA, hija tambien de Anita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: