Surfin’ Sangría

En enero de 1995 Pulp Fiction fue estrenada en España. Como ya hablamos en el post de Tarantino, el tío Quentin decidió poner como música de apertura el Misirlou de Dick Dale, y fue esa la pieza musical que define a la peli entera. Todos nos quedamos con la guitarra imposible del señor Dale (que Dale) a pesar de la gran Girl, You’ll Be A Woman Soon de Neil Diamond. Y digo Neil Diamond porque la versión de Urge Overkill es igual que la original de Neil. ¡Diamond!

El caso es que gracias a esta banda sonora muchos conocimos el género surf, que tuvo su explosión en los primeros 60s con gente como Dale, los Surfaris, los Beach Boys e incluso Chuck Berry.

A mediados de los 60s, el surf desapareció, yo creo que debido al hundimiento de Brian Wilson ante los todopoderosos Beatles, y ese hundimiento arrastró con él a todo el movimiento cultural surf. Cuidado. El surf parece destinado a chicos buenos, rubios, altos, de ojos azules y buena familia, pero la realidad es que estaban completamente zumbaos. Los surferos de California en aquella época eran como los Jackass de hoy en día.

La desaparición parcial duró hasta mediados de los 90s, y no completó del todo su resurrección hasta la llegada de Pulp Fiction. Hasta entonces, la música surf sólo sonaba en círculos muy reducidos (y afortunados).

Pero por aquellas fechas Los Coronas ya llevaban rato dando tralla.

Los Coronas se formaron en Los Madriles hace unos 20 años cuando unos tipos encabezados por el genio o la locura (locura quijotesca de caballero andante) de Fernando Pardo se juntaron para hacer la música que les gustaba. Seamos sinceros: vivir de una banda haciendo música surf en España… como que no. Al principio.

Lo bueno de Los Coronas es eso, que su aspiración ante todo es pasárselo bien haciendo la música que les gusta. A los ojos de este humilde servidor eso es lo que parece. Y lo bueno de eso es que no hay presión. A lo largo de estos veinte años el tiempo ha hecho su labor, y ahora Los Coronas llenan las salas en las que pisan y sus discos se escuchan.

Estos cinco han pasado de tocar el surf más clásico a incorporar nuevos elementos, digamos ‘cañís’ que dan a su música unas señas únicas. Pasodoble y rumba trasladan el surf de las playas de California al desierto de Almería de una forma muy parecida a la que lo hizo Alex de la Iglesia con 800 balas. El sueño de Coronas es hacer la BSO de una peli de Tarantino protagonizada por Sancho Gracia.

Así son ellos. Y sobre todo no os los perdáis en directo. Espectaculares. Y qué pedazo de músicos!! Presentémosles.

En este Wedge la trompeta cobra vital importancia, y el que la sopla es el señor Oscar Ybarra, que a alguno le sonará de Marlango. Oscar dejó Los Coronas (supongo que) por no poder compaginar ambas bandas. Luego os hablaremos de su sustituto.

Tanto Monta, Monta Tanto, tanto David como Fernando. Ambos son los guitarras y almas del grupo. Fernando Pardo es el que inculca la filosofía Coronas, el que explica los sueños de los que se inspira cada canción, el que hace reír al respetable con sus chascarrillos. David Krahe es el que dirige la orquesta. Su presencia en el escenario es la que impulsa a la banda (y el pedazo de cabrón casi me deja sordo en un concierto con un silbido que metió por el micro…). Ambos forman una sociedad musical perfecta.

La batería siempre queda justo en el medio del escenario y a su alrededor revolotean el resto de la banda buscando los ritmos como las abejitas buscan el polen. En ella se sienta Robbie Lozano “Loza” que ‘lo vive’ a cada momento.

Y al bajo ni más ni menos que Javi Vacas. Dejando a un lado a Pepe Bao, el mejor bajista de España, por cuyos servicios se pegan muchos, bien para grabar, bien para directos. Domina todos los estilos.

Todos ellos tienen su corazón en el castizo barrio de Malasaña, donde recogen las reminiscencias y el ambiente de ‘La Movida’. Donde la religión mayoritaria es la caña y el pincho.

Y a la banda se han sumado un señor llamado Yevhen Riechkalov y su trompeta. Tiene una pinta de crío de la leche, pero cuando le oyes tocar y conoces su historia no puedes más que ponerte de pie y tratarle de usted. Yevhen fue el número uno de su promoción en el Conservatorio en su Ucrania natal, así que cogió los bártulos y partió hacia los Estados Unidos a ganarse la vida. La última etapa de este viaje salía desde España, pero problemas de visado dejaron al bueno de Yevhen en tierra de nadie. Conoció a Los Coronas y aquí se quedó.

Uno de los mejores momentos en los conciertos de Los Coronas es cuando Fernando dice eso de “llega un momento en la vida… en la que un trompetista ucraniano se la juega”, y suena el Wedge del anterior vídeo.

Hoy en día Los Coronas se han convertido en un referente, pues sus señas de identidad han pasado a ser únicas y características. Viajan por todo el mundo con su música, y su nombre es conocido en USA y Europa. Son Los Coronas, marca registrada, y la calidad de su música hace pensar en una conexión californiana-española. Lo mismo es por el clima.

En estas fechas Los Coronas giran por España y Europa con una prometedora banda pucelana a la que intentaremos sacar un post. Arizona Baby.

A veces nos quejamos de que Hay Poco Rock And Roll en España. Pues que no me entere yo de que Los Coronas pasan cerca de tu ciudad y no vas a verlos! Que te muerdo un ojo!

No obstante. Como dijimos al principio, el surf nació en los 60s, así que puede que lo suyo fuera hacer también un post de los pioneros españoles, contemporáneos de Ventures, Surfaris, Dale y compañía. Lo mismo te suenan… ¿Los Relámpagos?

¡1962, amigo!

Salud y surf!

4 comentarios to “Surfin’ Sangría”

  1. Joer con el trompetista venido del frio. Una curiosidad, ¿David Krahe tiene algo que ver con el ¿cantautor? Javier Krahe? Como siempre una pequeña lección de música. Congratulations!

    • David Krahe es sobrino de Javier Krahe.

      Su padre Jorge (hermano de Javier) hizo sus pinitos, e incluso formó dúo con Rosa León en los inicios de ésta.

      Otro tío de David, Marcos, recientemente fallecido, era el dueño de la Vía Láctea, el mejor garito de Malasaña. En La Vía Láctea han pinchado tanto Fernando Pardo como el propio David.

      Saludos.

  2. Javi Zoco Says:

    Si Los Relámpagos hubiesen nacido en Newclastle o en Tennessee estarían en el Hall of Fame. Qué pocos grupos instrumentales quedan, y eso que algunos sería mejor que sólo tocasen y no escribieran letras. Me ha encantado este post pequeño saltamontes. Enhorabuena.

  3. Si quieres saber más sobre Arizona Baby visita su blog:
    http://arizonababyrocks.blogspot.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: