La Marca Púrpura

La Marca Púrpura

Oh Yeah, baby!! Yeah, yeah, yeah!!!!
(Grito heavy) AaaaaaAAAAAAAAAAAAaaaaaaaaaa!!!!

Bueno, amig@s. Esto se debe a la búsqueda de motivación extra para meternos en harina, porque el tema de hoy es jodido de verdad. Y es que hace ya tiempo que estaba yo por la labor de escribir algo de Deep Purple, pero no me atrevía. Espero no cagarla.

Ya lo he dicho: Deep Purple. A la cabeza te vienen Blackmore, Gillan, Paice, Glover, Lord, Coverdale, Bolin… Incluso Satriani tuvo su pequeño paso por la banda… Cualquiera de esos nombres ya tiene peso de sobra en la historia del rock, y es que Purple es mucho Purple.

Muchos cambios de formación, fichajes, marchas, no me gusta tu actitud, vete a freír espárragos, iros tós a tomar por donde amargan los pepinos, bienvenido de nuevo, os echaba de menos… Por un lado lo de siempre, pero por otro la estructura original de esta máquina. Y digo ‘máquina’ porque la banda originalmente surgió a partir de la descabellada idea empresarial(o no) que tuvieron unas personas de formar un grupo sin formación fija, en el que los músicos entrasen y saliesen como si estuvieran en una rotonda: Roundabout.

Vale, supón que eres el ‘jefe’ de este grupo, alcanzan el éxito que alcanzaron con por ejemplo… Smoke On The Water… ¿y modificas la formación? Ya. Lo que pasa es que Deep Purple funcionó así, pero como cualquier grupo en el que no hay defunciones, como ya hemos dicho en el párrafo anterior. Así, hay que saber diferenciar las distintas formaciones de la banda, y para eso siempre se ha hablado de Purple distinguiendo entre Mark I, Mark II, Mark III y así hasta Mark VII, y existiendo tres episodios de Mark II.

La Marca II fue la que la mayoría de la gente conoce, la de los mayores éxitos de Deep Purple, incluyendo el gran Made In Japan: Guillan, Blackmore, Lord, Glover y Paice. Pero como al tío Chemi le gusta empezar por el principio, hoy vamos a centrarnos en la formación original. El Mark I.

Ahí estaban hace 42 años (1968 para los de la ESO) con el señor Hugh Hefner. Sufriendo. A Ritchie Blackmore (guitarra), Ian Paice (batería) y Jon Lord (teclado) ya les conocéis. Ante el micro está Rod Evans y a las cuatro cuerdas Nick Simper. Este Hush fue el primer éxtio de Deep Purple, una canción original de Joe South y de la que también recordaréis la versión de Kula Shaker en los 90.

Ya veis que por aquel entonces el rollo era algo más psicodélico, pero era psicodelia de la buena. Este Hush estaba incluido en el album debut ‘Shades Of Deep Purple’, y muy bien acompañado por otras versiones (Help!, Hey Joe) y temas propios de Blackmore, Evans y sobre todo Lord, que aplicaba sus amplios conocimientos de clásicos como Bach al teclado.

Este disco debut tuvo suficiente éxito como para colocar a Deep Purple como teloneros (grupo acompañante) de los mismísimos Cream, ni más ni menos. La cosa iba bien, así que sin más dilación, lanzaron su segundo disco ‘The Book Of Taliesyn’, que repetía la fórmula del primero (para mi con éxito). Las versiones son Kentucky Woman (Neil Diamond), We Can Work It Out (Beatles) y una grandiosa River Deep Mountain High. Todas ellas son muy apetecibles, y de nuevo aparecen composiciones propias muy interesantes.

Tanto en el anterior disco como en este ya se escucha a Purple como se la va a recordar hasta hoy en día. Psicodelia (Lord y Evans), sí. Pero con una importante dosis de blues/rock (Paice/Blackmore) que se engranaba a la perfección.

Uffff!!! Ritchie… No Comment.

En esta época todo iba muy rápido, tanto que el tercer disco ‘Deep Purple’ se publicó en 1969. Tres discos en dos años, y la antesala de la primera escisión que daría lugar a la salida de Evans y Simper y la entrada de Ian Gillan y Roger Glover. La historia es que a Blackmore no le caía demasiado bien Evans, y buscó un sustituto que encontró en Gillan. Pero Gillan no se movía de su grupo sin Roger Glover, así que Simper sobraba en la ecuación. El hecho de que Simper y Evans fueran muy amigos hizo que la despedida conjunta tuviera más fundamento.

Por tanto llegamos a la Mark II, donde nos detendremos de momento.

Os recomiendo estos tres primeros discos, pues como dijimos al principio, parece que Purple es Machine Head, Burn, Fireball y Made In Japan. ¡¡¡ERROR!!! Que no se te pase ninguna de estas tres joyas!! En el tercer disco encontrarás lo mismo que en los otros dos, pero con menos versiones, unas melodías más elaboradas y unas instrumentaciones de muchísima calidad, como este ‘mítico’ April.

Es una lástima que tardemos tanto en descubrir los recovecos de Deep Purple, pero es que tiene muchos. Además es normal escuchar el Made In Japan y quedarte atrapado en él una y otra vez. Seguiremos hablando de Purple. Aún hay mucho más que contar.

Salud.

Anuncios

5 comentarios to “La Marca Púrpura”

  1. Sin duda es uno de los grupos que han marcado un antes y un después. Curioso lo del baile de miembros en la banda, pero grandes temas que han quedado para la historia del rock. Como siempre, sublime. ¡Bravo!

  2. efectivamente chemi,esos tres discos tienen un sonido muy peculiar,evans luego siguio con un grupo llamado captain beyond en la misma onda que los albumes primerizos de markI,fue blackmore el que quiso darle un sonido mas duro al grupo visto lo que estaban facturando page y cia,el resto es historia.gran articulo amigo.slds

  3. Between the time when the oceans flank Atlantis, and the rise of the suns of Aryus it was an age undreamed….así podría empezar la andadura de estos genios….LET ME TELL YOU OF THOSE DAYS OF HIGH ADVENTURE¡¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: