¿Y quién coño es John Baldwin?

En los últimos días de mis merecidísimas vacaciones estuve pensando en la cantidad de temas de los que se pueden escribir unas líneas para este blog. Por cierto: muchísimas gracias a tod@s l@s que leéis de vez en cuando, me anima mucho a seguir con esto.

Declaro por tanto inaugurada la segunda etapa de este blog. Los post seguirán apareciendo periódicamente, pero el tema radiofónico está en el aire (oops! Quizás sería mejor decir que aún no está atao). Bueno, al lío. Hoy nuestro invitado de lujo es uno de mis ídolos personales, como se podía leer en el post dedicado al los Them Crooked Vultures (Una Nueva Esperanza), en el que expresé mi devoción por él de una manera tan exacta como soez. Demos la bienvenida al grandísimo John Baldwin (nombre real). Demos la bienvenida al Gran John Paul Jones (AKA).

¿Os acordáis de cuando John Lennon pronunció la archiconocida frase “Somos más famosos que Jesucristo”? Pues JPJ, el aparentemente tímido, siempre alejado de lo que se supone que es una estrella del rock, el tío que se escodía tras Page, Plant y Bonham, es el autor de otra de las mayores “sobradas” de la historia del rock: “Elegí el bajo porque es más fácil de llevar a los ensayos que el piano”. Yo trataba de aprender a tocar el bajo por aquel entonces, y el mamón de él va y dice que le da lo mismo lo uno que lo otro. Pero vamos a tratar de explicar por qué JPJ tiene derecho a hacer una declaración como esa.

El simple hecho de haber tocado el bajo en Led Zeppelin sería suficiente para considerarle un genio. Sólo hay que escuchar The Lemon Song, Ramble On o The Crunge, cuyas líneas de bajo son fuera de lo normal. Eso en cuanto al bajo, claro. Pero la canción de Zep por la que se conoce a JPJ es sin duda No Quarter, en la que se ve claro el tema del piano (órgano). Otros ejemplos son los acompañamientos en plan orquesta hechos con Melotrón de The Rain Song y Kashmir, y por supuesto el ritmo funky de Trampled Underfoot.

Y es que al igual que Page, JPJ ya arrastraba un largo currículum como músico de estudio. Pero Jones aportaba además de instrumentaciones, composición y producción. Una muestra de ello la tienes en She’s a Rainbow de los Stones, en la que la parte orquestal es suya. Bonita, ¿verdad? Su padre era músico y su formación es clásica. Se nota. Pero eso fue de niño, pues en su época de trabajo en estudio exploró ritmos y sonidos que quedaron impresos para la posteridad, como el imposible ritmo a destiempo de Black Dog. Y también cogió (por supuesto) influencias de Motown y Stax, aspecto en el que él y Bonzo coincidían al 100%.

Jones aportó siempre la cohesión para Zeppelin. Tuvo la difícil tarea de ensamblar las melodías de Page y Plant con la poderosa percusión de John Bonham, y lo hizo a la perfección. Cuando Page y Plant daban sus últimos coletazos creativos en Zeppelin, JPJ intervino mucho más en composiciones y producción, como se aprecia en In The Evening, South Bound Saurez, Carouselambra… Y también aportó la cordura que parecía faltar a los otros tres miembros, apoyada por el celo de Jones hacia su familia, siempre lo primero para él.

Una leyenda cuenta que Zep coincidió varias veces con Elvis. En una de ellas (tras un poco de combustible p’al cuerpo) la cosa se puso tensa entre Elvis (experto en kárate) y Bonzo (experto en liarla). Jones medió entre ambos y la cosa acabó en Elvis cambiando su reloj de oro, diamantes, rubises y el copón por el reloj de Mickey Mouse de Jones.

Los Zep eran famosos por sus excesos, y se solía a excluir a JPJ de ellos, pero Baldwin ha salido al paso de esas “acusaciones” diciendo cosas como “Antes de estar con Zeppelin yo ya me había metido de todo”, o “Me he metido más drogas de lo que puedo recordar, sólo que lo hacía tranquilamente”.

Tras la ruptura de Zeppelin, JPJ continuó aportando su genio musical por otros caminos, y normalmente tras los nombres de un largo número de artistas: Peter Gabriel, Brian Eno, Foo Fighters, Heart, King Crimson… ¿Quién sugirió a REM meter una mandolina en Losing My Religion…? Hasta colaboró con la Fura dels Baus!!

No hay músico que no le respete, y creo que JPJ no colabora con todo el que se lo pide porque no existe tiempo material. Lenny Kravitz, Ben Harper, Dave Grohl… Este último vió un sueño hecho realidad cuando colaboró en dos canciones de Foo Fighters. Luego el sueño se multiplicaría con TCV.

Siempre me ha molado lo sobrado que va el tío en este tema. Y lo hortera que viste siempre, también.

Pero en el año 2000, el nombre de John Paul Jones apareció por primera vez en la portada de un disco. Zooma es un pedazo de disco instrumental para cuya definición JPJ soltó otra de sus perlas: “No necesito guitarras”. Por supuesto que no!! No te jode? Eres capaz de fabricarte bajos de 8, 10 y 12 cuerdas a medida para tu nivel musical… ¿Cómo vas a necesitar guitarras?

Te recomiendo Zooma, por Dios!! ¡Qué pedazo de disco! Ni una guitarra, lo que escuchas son los instrumentos imposibles de JPJ (acuérdate del cacharro de triple mástil para acoplar la mandolina). Siempre recordaré la entrevista en Radio3 en la que Manrique no salía de su asombro: “Está sacando una guitarra plegable de un maletín!!”.

Heavy Metal (Zooma, B Fingers), Rock sinfónico, unas orquestaciones que quitan el hipo (Snake Eyes) y por supuesto un Drum n’ Bass de toda la vida. Con este disco JPJ se desquitó a su manera del cabreo con Page y Plant por no contar con él para la gira No Quarter o el disco Walking Into Clarksdale. En el discurso de agradecimiento del ingreso de Zeppelin en el Hall Of Fame, Jonesy no tuvo reparos en recordárselo a ambos. Minuto 3:55 “Y finalmente, gracias a mis amigos por haberse aprendido por fin mi número de teléfono”.

Tercera perla de un pedazo de artista. Un tipo que ha sido capaz de volver a embarcarse en un proyecto de la talla de Them Crooked Vultures, con Josh Homme (Queens Of The Stone Age) y Dave Grohl (Nirvana y Foo Fighters). Como dije antes: leer post.

Si no conoces mucho la vida y obra de probablemente uno de los mejores músicos del siglo XX, te recomiendo que primero vuelvas a desempolvar el Led Zeppelin y lo escuches desde el principio (Good Times, Bad Times) de una en una (Dazed And Confused) y hasta el final (How Many More Times). Esta vez, te fijas un poquito más en el bajo.

Luego repasas el resto…

Salud, y gracias por seguir ahí.

Anuncios

2 comentarios to “¿Y quién coño es John Baldwin?”

  1. Juan Antonio Says:

    Un puto genio, si señor! Mucha suerte con tus proyectos radiofónicos, estaremos a la escucha (espero que sea donde me estoy imaginando). Salud!

  2. Muy interesante, gracias por la info y las recomendaciones Chemi!
    Me di un susto con lo de final de etapa… pero veo que sigues por aquí publicando joyas! sigue así y vuelve pronto a regalarnos tu voz!
    Un besazo from Logroño city.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: