Airbourne en Madrid

Acabo de salir de ver a Airbourne en la Joy Eslava, y he decidido no esperar a mañana. Esta crónica ha de ser escrita con un par de whiskys encima. Escucharéis-leeréis diversas opiniones, que probablemente se basen en la duración del concierto, 80 minutos. Yo he salido muy contento. De verdad. El hard rock está vivo.

El gran Fernando Galicia (compañero y amigo) entrevistaba a primera hora de la tarde a uno de los hermanos O’Keeffe: Ryan, batera. Una de sus preguntas ha ido al grano: “Todo el mundo ve evidente parecido con AC/DC… ¿en qué no os parecéis a AC/DC? – Bueno, nosotros tocamos un poco más rápido (doy fe)”. Por otra parte Ryan ha comentado a Fernando que su hermano Joel ha preferido no conceder muchas entrevistas hoy porque estaba un poco resfriado, y ha decidido preservar su voz de cara a la actuación. Una voz así ha de ser cuidada mucho, y se le ha notado un poco tocado de voz (muy poco) hoy. Y como os decía, muchos van a hablar de la duración del concierto.

Los Airbourne me han hecho pensar inevitablemente en los Ramones: han dado una descarga brutal, como si se tratara de una mascletá valenciana. Y efectivamente: tocan a toda leche y por eso acaban antes: PIM PAM PUM!!. El sonido es el mismo que el que habeis escuchado en el disco (y medio), y en directo tienen ese punto de potencia extra. Y sobre todo tienen a Joel.

Joel es el cantante, guitarra solista y absoluto líder der grupo. Me apostaría la fortuna que mi familia no tiene a que Joel acaba algún concierto en el hospital, porque el tío toca, canta, corre, mantiene equilibrios imposibles, salta de un ampli a otro… Ayer subió del escenario a los palcos de la Joy sin usar las escaleras. QUÉ HACE ESE TÍO?? Pues pa caerse y hacerse polvo. Y todo ello con la guitarra a cuestas. Vale que era una SG, pero…

En cuanto a las canciones… Pues las suyas. Bien podrían haber tocado alguna versión para rellenar, pero el concierto estaba perfectamente medido, desde la inicial ‘Stand Up For Rock And Roll’ hasta el cierre con ‘Blackjack’. Entre medias el resto. Por destacar un par de ellas diré ‘Too Much, Too Young, Too Fast’ y el súper single ‘Runnin’ Wild’, pero ninguna de las canciones sobró anoche, y ninguna sirvió de comodín-colchón para descansar un poco.
Lo que sí que es curioso es que la gira se llame ‘No Guts, No Glory’, nombre del segundo disco que todavía no ha salido a la venta.

Y la gente contenta. En los últimos temas ya se notaba cómo los australianos se habían metido al público en el bolsillo. Joel Repartía simpatía, alargaba las manos, regalaba púas y rociaba de agua y birra (Mahou verde, por supuesto) al personal.

Muy, muy, muy recomendables. Permitidme que os ponga el directo del Wacken.

Ahora mi queja: para mi, hay dos tipos de concierto.

1. En los que justo delante de mis pies hay unas marcas en el suelo (como si fuera una plaza de parking) donde pone ‘PLAZA RESERVADA PARA JUGADORES DE BALONCESTO’.

2. Uno como el de ayer. A mi lado estaba una delegación que Garrulandia había enviado al evento. Parecían una peña de pueblo. Que si cawen esto, que si cawen aquello, que si ‘pechitos’, que si ‘tocar el Chocolatero’… Vaya banda! Que yo soy hombre de campo, pero a éstos sólo les faltó presentarse con unas cabras.

Bueno, a estas alturas ya uno lo tiene medio asumido. Saludos.

Una respuesta to “Airbourne en Madrid”

  1. Sólo me he leído un párrafo porque me jode y mucho no haber asistido, jajaja, de manera que no podría soportar leer una crónica entera! Saludos y enhorabuena, compañero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: